Nuestros pies salen a saludar en verano. Los enterramos en la arena y nos encanta sentir la hierba cubierta de rocío entre ellos. Están a punto de tener mucha exposición y realizar una pedicura tiene múltiples beneficios.

Los zapatos son transpirables, y cualquier humedad o suciedad que se infiltren, se abrirá paso hasta los dedos de los pies. Esto puede llevar a alteraciones como hongos y bacterias, y es relativamente común en personas que pasan mucho tiempo de pie. Las pedicuras son importantes para la higiene de los pies.

Te contamos las razones por las que comprenderás por qué necesitas una pedicura ya:

Razón #1: Limpieza y prevención de heridas e inflamaciones

En los meses más fríos, es probable que no te fijes en tus pies tanto. Muy probablemente hayan estado en zapatos cálidos y cerrados, lo que puede llevar a infecciones y heridas en los dedos causados por uñas de los pies cortadas incorrectamente (por ejemplo, en ángulo), lo cual es muy doloroso y antiestético 😭.

Durante una pedicura, las uñas de los pies se recortan de manera uniforme y recta.

Razón #2: Eliminar las células muertas de la piel

La piel de tus pies es un poco más dura que la mayoría de la piel de tu cuerpo. Los pies realizan un trabajo muy importante, y todo ese trabajo lleva a la acumulación de células muertas de la piel, lo que hace que la piel tenga dificultad para respirar. Incluso, puede dar lugar a alteraciones como callos y juanetes, que son dolorosos de tratar.

Cuando realizas una pedicura, tus pies se exfolian. Esta exfoliación regular mantiene tu piel saludable, ayudando al crecimiento de nuevas células.

Te aconsejamos, como continuación de la pedicura en tu salón, seguir en casa aplicando un Exfoliante, de esta forma seguirás aportando hidratación y luminosidad en sólo 1 minuto!

Razón #3: Hidratar tus pies

Después de la exfoliación de todas las células muertas de la piel, ésta necesita algo de humedad, para evitar pies ásperos o grietas. Nada mejor que la aplicación de una crema hidratante intensiva para ayudar a combatir este problema. Durante tu tratamiento te la aplicarán en el salón y, si quieres prolongar la hidratación de tus pies, no olvides seguir aplicándote en casa.

Razón #4: Deshacerse de los callos

Caminar constantemente sobre superficies duras, o incluso caminar en zapatos incómodos, puede causar que se forme un callo debido a la fricción. Esta capa gruesa de piel se forma para proteger las áreas vulnerables del pie, pero no son en absoluto necesarias. Al eliminar los callos, la superficie de la piel se vuelve suave y uniforme.

Razón #5: Un masaje de pies

Como parte de la pedicura, tu pedicurista te frotará y masajeará los pies. Los pies cansados ​​pueden beneficiarse enormemente de un placentero masaje. Mientras se estimulan los músculos, mejora la circulación sanguínea. Cualquier inflamación en tus pies se reducirá y la tensión se liberará de tus músculos. Tanto tus pies como tus tobillos se sentirán aliviados.

Razón #6: Porque te mereces uno

El autocuidado es importante. Las pedicuras en d-uñas son relajantes y necesarias: mantienen tus pies sanos y, a la vez, también disfrutas de un tiempo para ti, dando cabida a un agradable relax tras una intensa jornada. Ya sea porque buscas unas uñas perfectamente esmaltadas en tu color favorito o, simplemente, desees limpiar la piel muerta, una pedicura te dejará viéndote y sintiéndote mejor.

Ahora que ya conoces algunas de las razones por las que necesitas una pedicura, ¿no crees que tus pies se merecen que los mimes?  😉

Acércate a tu salón d-uñas y pregunta por el tipo de pedicura que mejor se adapta a tus necesidades. Tenemos la pedicura Express de 25 minutos para las que no disponen de mucho tiempo, pasando por la pedicura técnica para los pies más exigentes hasta la pedicura SPA, donde podrás disfrutar de una experiencia relajante que querrás repetir seguro!

Te esperamos!